Privación de hijos internacional

Se habla de una privación de hijos transfronteriza cuando una tercera persona o en la mayoría de los casos, uno de los padres se lleva al niño (o a los niños) en contra de la voluntad del otro padre, sacándolo del país de residencia habitual hacia otro país o reteniéndolo en el mismo.

El Convenio de La Haya del 25 de octubre de 1980 sobre los Aspectos Civiles del Secuestro Internacional de Menores (HCA) es un tratado multilateral, cuyo objetivo es proteger a los niños de los secuestros y la retención transfronteriza y de preparar el procedimiento para su retorno lo más antes posible. En el sitio web de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado (Sección Sustracción de Niños) se puede consultar el texto completo de la Convención, la lista de los Estados Partes y la lista de las autoridades centrales competentes en los estados. En Austria, la Autoridad Central es el Ministerio Federal para Justicia, División I 10

Si los niños son secuestrados de/a países que no son parte de la Convención de La Haya, los padres afectados básicamente tienen dos opciones:

  1. Si existe un acuerdo de custodia austriaca, el padre titulado podrá tratar de que este acuerdo sea reconocido legalmente y pueda ser ejecutado en el país al que se haya transferido el niño (los niños). Sin este procedimiento, una decisión por parte de la corte austriaca no será vinculante en el extranjero. En esta situación, la representación austriaca en el exterior (embajada, consulado, y consulados generales honorarios) puede ayudar en proporcionarle el contacto de un abogado de confianza y/o mediante la consulta de experiencias de los colegas en las embajadas de los estados miembros de la Unión Europea/en las delegaciones de la Unión Europea.
  2. El padre autorizado puede, ante el tribunal competente del estado en el que se encuentran los niños, iniciar un proceso independiente de custodia con el fin de obtener la custodia para los niños en el país extranjero y así retornar con ellos.

Hay que señalar que ambos procedimientos pueden ser de larga duración y resultar muy caros. Ninguna de estas opciones es aconsejable sin recurrir a un abogado local. Una representación procesal para los intereses de los ciudadanos austriacos por parte de la representación austriaca en el extranjero (embajada, consulado, y consulados generales honorarios), no es posible. Los costos de la corte y de los abogados corren a cargo del padre afectado y no pueden ser asumidos por el Ministerio Federal para Europa, Integración y Asuntos Exteriores o la representación austriaca en el extranjero.

Tenga en cuenta la posibilidad de mediación internacional que en algunos países se ofrece por parte de las agencias gubernamentales o de las organizaciones no gubernamentales cooperantes con estas agencias.