Detención y procesos penales en el extranjero

En caso de un arresto o una restricción de la libertad en el extranjero, la persona afectada deberá solicitar inmediatamente el aviso sobre su caso en la representación austriaca más próxima. Esta hará todo lo posible para ponerse en contacto con el arrestado. Se debe indicar explícitamente a la representación austriaca en el extranjero, si es que se desea informar a los familiares sobre la detención.

La Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, a la que pertenecen la mayoría de los estados, prevé en caso de una detención de alguno de sus ciudadanos la notificación inmediata a la representación austriaca en el extranjero por parte de las autoridades del país de acogida, siempre y cuando el afectado así lo desee. Algunos estados comunican estos casos automáticamente a las representaciones respectivas. La representación austriaca en el extranjero tiene el derecho de visitar a sus conciudadanos detenidos y corresponder con ellos. Estos derechos no pueden ser restringidos por la ley local de forma que su aplicación resulte ser imposible.

Una representación legal en procedimientos judiciales o administrativos por parte de embajadas y consulados de Austria no es posible. Sobre solicitud, la representación austriaca en el extranjero- en caso necesario en cooperación con familiares o amigos de la persona afectada – puede conmutar una defensa legal cualificada. Los costos de la defensa tendrán que ser pagados por el afectado mismo. Varias veces, la creación de un depósito en el Ministerio Federal para Europa, Integración y Asuntos Exterior para el honorario de un abogado en el extranjero es necesaria. Para adquirir la toma del mandato se presupone el pago del honorario del abogado. En caso de falta de recursos se puede – siendo posible en el país de acogida – ver la obtención de asistencia jurídica (defensoría de oficio).

La representación austriaca en el extranjero no puede intervenir en procesos judiciales. Sin embargo, se asegurará que durante el proceso penal no haya ninguna violación de los derechos humanos, de las libertades fundamentales o de las normas mínimas internacionales (retardo procesal, denegación de audiencia del partido, la denegación de recursos legales, etc.) y que todas las posibilidades legales de la defensa sean aprovechadas.

Si es posible, por parte de la defensa se deberá solicitar la liberación del acusado bajo fianza (por lo general no podrá dejar el país hasta el juicio) o el traspaso de la prosecución penal a Austria.

Bajo ciertas condiciones (acuerdos contractuales o reciprocidad), con una sentencia firme y bajo la ley local en el extranjero cumpliendo con la respectiva condena, la ejecución de esta podrá ser trasferida a Austria. En su momento el detenido podrá hacer una solicitud de indulto a través de las competencias de administración penitenciarias la cual deberá estar aprobada por la autoridad competente austriaca y dirigida a la respectiva oficina en el extranjero.

Las representaciones austriacas en el extranjero aseguran periódicamente si el trato del detenido cumple con las normas del país y con las facilidades que incluyen las mismas normas. Cabe señalar que la manutención en cárceles de vez en cuando suele ser insuficiente por lo cual una mejora mediante los propios recursos es necesaria. En tales casos, se recomienda establecer un "depósito de detención" en el Ministerio Federal para Europa, Integración y Asuntos Exteriores (BMEIA) por parte de familiares. Sobre todo en países con condiciones difíciles de presos, estos son visitados regularmente por los miembros de la representación austriaca en el extranjero y atendidos respectivamente. El derecho a la visita está consagrado en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963 y en los acuerdos bilaterales existentes con algunos estados. Una visita no se llevará a cabo en casos que el prisionero explícitamente no lo desee.

Relaciones judiciales intergubernamentales en materias penales

Dentro de las relaciones judiciales intergubernamentales en casos penales existen varios acuerdos multilaterales (en particular del Consejo de Europa) y bilaterales. Estos se refieren particularmente a

  • la asistencia legal (es decir, la realización de actos de investigación y otras medidas procesales o la entrega de documentos en el extranjero),
  • la extradición (es decir, la entrega de una persona a otro estado con el objetivo del procesamiento penal por delitos previamente cometidos o por ejecución de privación de libertad o por casos relacionados a la privación de libertad),
  • la asunción (la cesión) de la persecución penal (es decir, la ejecución del proceso penal en el interior del país debido a un delito cometido en el extranjero),
  • la asunción (la cesión de vigilancia) de la persona condenada en el interior del país por un tiempo de prueba, el cual fue determinado con motivo de indulto condicional, una condena condicional o un despido condicional definido por otro estado,
  • por la asunción (la cesión) de la ejecución (es decir, el cumplimiento de una privación de libertad en el extranjero o una medida preventiva en el interior del país).